Carta abierta de la CSI a Xusto Braga, l’eternu secretariu xeneral d’UXT n’Asturies

El diariu El Comerciu, de fecha 26 d’ochobre, recoyía unes declaraciones de Xustu Braga, Secretariu Xeneral d’UXT n’Asturies, nes que daba l’alerta de la perda representación de la UXT y de la puxanza de los sindicatos asamblearios”, denunciando procedimientos que se remanen a la escontra UXT dende “determinaos medios de comunicación” y dende les esferes de poder “de la derecha”.

Xusto Braga reconoció la perda representación y d’afiliación de la UXT, xuníu a la puxanza de los sindicatos asamblearios n’Asturies”, que’l so xorreciente pesu comparó a la puxanza de la estrema derecha en tiempos de cris”, afirmando que “el populismu gana tarrén” ya indicando que “los estremos tóquense”.

Como exemplu de too ello, Xusto Braga llamentó que “los y les trabayadores de Tenneco en Xixón porten pancartes «ensin les sigles de dengún sindicatu» y reciban «a la presidenta’l PP, Mercedes Fernández y a Francisco Álvarez Cascos”.

Grande, Xusto, yes grande. Diba tiempu que nun nos allegrabes la nuesa miserable esistencia. La última vegada foi cuando, dempués de que te baltaren l’ERE col que pretendíes despidir a cuásique tola plantía’l sindicatu, dixisti, más o menos, que te llimpiabes el culu col dineru que-yos debíes a los y les trabayadores. Tendríes de dexar esa zuna de to de dicir les coses ensin pasales antes pel celebru.

Vamos ver, maizón. Lleves años apautando miles de despidos cola patronal, obligástinos a xubilanos a los 67 años, nin siquier tu sabes el númberu d’empreses qu’ayudasti a pesllar y, a última hora, los dirixentes del to sindicatu, más qu’ufiertar soluciones a les y los trabayadores, sois una parte perimportante de los sos problemes.

La cosa suel ser más o menos asina: ante un zarru d’empresa o conflictu llaboral, los y les trabayadores intenten defendese. Pero, queríu Xustu, apaeces tu coles tos Federaciones de la UXT, y acabáis roblando lo que vos pide la empresa cuando vos lo pide la empresa. Nun sabemos cuála ye la vuesa ganancia, pero la de los y les trabayadores trabayadores ye’l paru y la probitú.

Tantos años asina, lo llóxico ye que les y los trabayadores acaben por mosquiar y decidan ser ellos y elles mesmes quien tomen les decisiones, desendolquen les movilizaciones y dirixan les negociaciones. Y la meyor forma que tienen de faelo ye constituyir Asamblees onde tol mundu tien igual voz ya igual votu y los representantes sindicales son meros voceros de les decisiones garraes pola Asamblea.

Mira, Xusto, ye bien fácil: lo que decida l’Asamblea faise o llévase a la mesa negociación, y lo que non, pos non. Intenta faelo dalguna vegada. De primeres, seguro que te duel un pocu, pero, a la fin, termines por avezate y veslo normal.

Y esto nun ye lo que fai la estrema derecha, nin en dómines de cris nin n’otres dómines. La estrema derecha nun da voz nin votu a la clas obrera. A ver, Xusto, dientro la to tiesta hai un celebru y, dalgún día, deberíes d’estrenalo. Na empresa Tenneco, fueron los tos propios afiliaos quien decidieron, xunta’l restu la plantía, que sería l’Asamblea quien tomaría toles decisiones. ¿Tamién camientes qu’estos afiliaos de la UXT pertenecen a la estrema derecha?.

Na Asamblea Tenneco nun se refuga de los sindicatos, sinón tolo contrario. Vase a la gueta la so participación y sofitu. Inclusive pídese la participación, nes movilizaciones convocaes, de los sindicatos ensin representación na empresa. Lo único que se-yos pide a cambéu ye lo que tu nunca vas tar dispuestu a dar: llealtá a la voluntá de los y les trabayadores y a les decisiones que garren.

La pancarta Tenneco nun lleva sigles. Ye’l símbolu de la xunidá de l’Asamblea percima les sigles y los intereses partidistes. Pero, detrás d’esta pancarta, pueden y tienen d’apaecer otres pancartes coles sigles de cualisquier sindicatu de clas que sofite les reivindicaciones y la soberanía de l’Asamblea Trabayadores de Tenneco.

Y no que fai a les entrevistes con políticos de dereches, atopamos una pequena diferencia: los y les trabayadores fáenlo pa poder llevar el pan a la so casa y nun dexar na indixencia a les sos families, pero tu ¿por qué lo faes?. Dexámoste esta semeya, a ver si recapacites.

Ensin otru particular recibe un cordial saludu de la Corriente Sindical d’Izquierda.