Carta abierta de la CSI a Justo Braga, el eterno secretario general de UGT en Asturies

El diario El Comercio, de fecha 26 de octubre, recogía unas declaraciones de Justo Braga, Secretario General de UGT en Asturies, en las que daba la “alerta de la pérdida de representación de la UGT y del auge de los sindicatos asamblearios”, denunciando procedimientos que se utilizan contra UGT desde “determinados medios de comunicación” y desde las esferas de poder “de la derecha”.

Justo Braga reconoció la pérdida de representación y de afiliación de la UGT, unido al “auge de los sindicatos asamblearios en Asturies”, cuyo creciente peso comparó al “auge de la extrema derecha en tiempos de crisis”, afirmando que “el populismo gana terreno” e indicando que “los extremos se tocan”.

Como ejemplo de todo ello, Justo Braga lamentó que “los trabajadores de Tenneco en Xixón porten pancartas «sin las siglas de ningún sindicato» y reciban «a la presidenta del PP, Mercedes Fernández y a Francisco Álvarez Cascos”.

Grande, Justo, eres grande. Hacía tiempo que no nos alegrabas nuestra miserable existencia. La última vez fue cuando, después de que te tumbaran el ERE con el que pretendías despedir a casi toda la plantilla del sindicato, dijiste, más o menos, que te limpiabas el culo con el dinero que les debías a los trabajadores y trabajadoras. Deberías dejar esa manía tuya de decir las cosas sin pasarlas antes por el cerebro.

Vamos a ver, chavalote. Llevas años pactando miles de despidos con la patronal, nos obligaste a jubilarnos a los 67 años, ni siquiera tú sabes el número de empresas que ayudaste a cerrar y, en definitiva, los dirigentes de tu sindicato, más que ofrecer soluciones a los trabajadores y trabajadoras, sois una parte importantísima de sus problemas.

La cosa suele ser más o menos así: ante un cierre de empresa o conflicto laboral, los trabajadores intentan defenderse. Pero, querido Justo, apareces tú con tus Federaciones de la UGT, y acabáis firmando lo que os pide la empresa cuando os lo pide la empresa. No sabemos cuál vuestra ganancia, pero la de los trabajadores y trabajadoras es el paro y la pobreza.

Tantos años así, lo lógico es que los trabajadores y trabajadoras acaben por mosquearse y decidan ser ellos y ellas mismas quienes tomen las decisiones, desarrollen las movilizaciones y dirijan las negociaciones. Y la mejor forma que tienen de hacerlo es constituir Asambleas donde todo el mundo tiene igual voz e igual voto y los representantes sindicales son meros portavoces de las decisiones tomadas por la Asamblea.

Mira, Justo, es muy fácil: lo que decida la Asamblea se hace o se lleva a la mesa de negociación, y lo que no, pues no. Intenta hacerlo alguna vez. Al principio, seguro que te duele un poco, pero, al final, te acabas acostumbrando y lo ves normal.

Y esto no es lo que hace la extrema derecha, ni en tiempos de crisis ni en otros tiempos. La extrema derecha no da voz ni voto a la clase obrera. A ver, Justo, dentro de tu cabeza hay un cerebro y, algún día, deberías de estrenarlo. En la empresa Tenneco, fueron tus propios afiliados quienes decidieron, junto con el resto de la plantilla, que sería la Asamblea quien tomaría todas las decisiones. ¿También consideras que estos afiliados de la UGT pertenecen a la extrema derecha?.

En la Asamblea de Tenneco no se rechaza a los sindicatos, sino todo lo contrario. Se busca su participación y apoyo. Incluso se pide la participación, en las movilizaciones convocadas, de los sindicatos no representados en la empresa. Lo único que se les pide a cambio es lo que tú nunca estarás dispuesto a dar: lealtad a la voluntad de las trabajadoras y trabajadores y a las decisiones que tomen.

La pancarta de Tenneco no lleva siglas. Es el símbolo de la unidad de la Asamblea por encima de las siglas y los intereses partidistas. Pero, detrás de esta pancarta, pueden y deben aparecer otras pancartas con las siglas de cualquier sindicato de clase que apoye las reivindicaciones y la soberanía de la Asamblea de Trabajadores y Trabajadoras de Tenneco.

Y en lo que respecta a las entrevistas con políticos de derechas, encontramos una pequeña diferencia: los trabajadores y trabajadoras lo hacen para poder llevar el pan a su casa y no dejar en la indigencia a sus familias, pero tú ¿por qué lo haces?. Te dejamos esta fotografía, a ver si recapacitas.

Sin otro particular recibe un cordial saludo de la Corriente Sindical d’Izquierda.