Respuesta de la CSI al comité de empresa de Felguera Construcciones Mecánicas (Taller de Barros de Duro-Felguera)

La Corriente Sindical d’Izquierda quiere responder al comunicado hecho público, conjuntamente, por el Comité de Empresa de Felguera Construcciones Mecánicas (Taller de Barros de Duro-Felguera) y los sindicatos representados, CCOO y UGT, en el que se condenaban “los actos vandálicos cometidos en un autobús en la estación de autobuses de Langreo el pasado día 15, así como de la quema de neumáticos en varias instalaciones de talleres y oficinas de Duro Felguera”.

Todo parecería indicar que este comunicado podría ser fruto del temor del Comité de Empresa y de los sindicatos representados, CCOO y UGT, a ser acusados de ser, ellos mismos, los agentes actores de los incidentes mencionados, con todo lo que ello supondría.

Sin embargo, en la CSI pensamos que nada tienen que temer, puesto que es público y notorio que tanto el Comité de Barros como los sindicatos representados, CCOO y UGT, no solamente son inocentes de realizar tales actos, sino que son totalmente incapaces de hacer absolutamente nada que no esté planificado previamente por la Dirección de la Empresa y pactado, posteriormente, con ellos mismos.

A su comunicado nos remitimos (literalmente): “no hay, a día de hoy, ningún anuncio, ni inicio de movilizaciones por parte del comité de empresa, a la espera de que la dirección reconduzca su decisión…”

Y esto sí que es, a lo menos, sorprendente. Ante una decisión de la empresa de cerrar los talleres de Felguera Melt y Felguera Construcciones Mecánicas o ante la cascada de despidos que se están produciendo en la empresa desde hace varios años, los “representantes” de los trabajadores deciden no hacer absolutamente nada. ¡Hasta el más novato bufete de abogados laboralistas, recién salido de la Facultad de Derecho, recomendaría empezar a tomar medidas!

Es sorprendente, también, que el Comité de Empresa de Barros se olvide de que los sindicatos representados, CCOO y UGT, convocaron una manifestación, desde Sama a La Felguera, por los mismos objetivos que, anteriormente, lo había hecho la CSI, desde La Felguera hasta Sama. En ese sentido, preguntamos: ¿hay o no hay movilizaciones convocadas por los sindicatos representados, CCOO y UGT?, ¿en qué quedamos?

Si volvemos al comunicado hecho público por el Comité de Empresa de Barros y los sindicatos representados, CCOO y UGT, se dice (literalmente): “siendo conocedores de dichos actos vandálicos por grupos incontrolados, desde el Comité de Felguera Construcciones Mecánicas y su asamblea, apelan a la responsabilidad para que semejantes actos no vuelvan a ocurrir”.

Al hilo de esto, en la CSI, conscientes de la inutilidad del Comité de Empresa y de los sindicatos representados, CCOO y UGT (que se olvidan hasta de las manifestaciones que ellos mismos convocan), dudamos del control que puedan ejercer sobre el conjunto de la plantilla laboral y nos preguntamos si podría ser posible que esos “grupos incontrolados” podrían responder, más bien, al descontento y la desesperación de muchos trabajadores que, abandonados por sus sindicatos y comités, se ven abocados al paro de forma irremediable, al margen de su afiliación sindical.

Desde la CSI, recomendamos mucha prudencia al Comité de Empresa de Barros y a los sindicatos representados, CCOO y UGT, porque se empieza denunciando “actos vandálicos” y se acaba entregando en Comisaría a trabajadores que, tengan una afiliación sindical u otra, sólo luchan por llevar el pan a su casa.

Independientemente de estas cuestiones menores, la CSI considera que el principal problema de Duro-Felguera radica en otra realidad que cada vez es más incuestionable: los Comités de Empresa y los sindicatos representados, están negociando con la empresa los cierres de todos los talleres, están vendiendo la práctica totalidad de los empleos y solamente queda por negociar el precio que se le pone a cada puesto de trabajo. Desde la CSI nos atrevemos a preguntar: ¿se quedará algún representante sindical sin “arreglar lo suyo”?. En el Taller de Barros ya se sabe la respuesta: 32 que sí y 19 que no.

Pero, todo esto no es nuevo; la historia está ahí, para quien quiera verla. Antes de que existiera la CSI, Ios sindicatos representados, CCOO y UGT, olvidaron sus raíces obreras y, cuando “grupos incontrolados” hacían barricadas para defender su trabajo y su forma de ganarse la vida, las direcciones de esos sindicatos ya publicaban las mismas notas de prensa, ya condenaban los mismos “actos vandálicos” y ya dejaban a las trabajadoras y trabajadores abandonados a su suerte.

Ya entonces, las direcciones sindicales de CCOO y UGT cambiaron el tajo por la subvención, la asamblea por el teléfono móvil y la barricada por el despacho. Esa es la cruda realidad y, mientras sigamos dándole cuerda a ese sindicalismo, no tendremos más que vergüenza y miseria.

Desde la CSI animamos a los trabajadores de CCOO y UGT en Duro-Felguera, a tomar cartas en este asunto. Os animamos a rebelaros contra vuestras direcciones y contra vuestros “representantes”. Sabemos que sois clase obrera (aunque se os haya olvidado), sabemos que no queréis vender vuestro puesto de trabajo, sabemos que no queréis vender el futuro de vuestros hijos e hijas. Pues, eso: ¡no lo hagáis!

¡HOY, AYER, MAÑANA Y SIEMPRE: DURO-FELGUERA, RESISTENCIA OBRERA!