CSI apoya a la mayoría sindical y social vasca en las movilizaciones de solidaridad con Herrira y por los derechos de los presos y presas vascas

RESUMEN DEL COMUNICADO HECHO PÚBLICO POR LAS ORGANIZACIONES CONVOCANTES:

“UNA MAREA POR LOS DERECHOS DE LOS PRESOS VASCOS. UNA MAREA POR LA RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO”

Los partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales que convocamos esta manifestación, queremos trasladar a la opinión pública una valoración conjunta de la operación desarrollada contra el movimiento popular Herrira, así como publicitar la respuesta que conjuntamente vamos a dar ante este hecho.

La detención de tantos militantes y responsables de esta organización nos llena de pesar y nos indigna. Por eso, antes que nada, queremos manifestar nuestra solidaridad con los detenidos y detenidas y sus familiares.

Manifestamos nuestro más firme rechazo a la decisión política que inspira esta acción judicial, policial y mediática. Esa decisión vulnera los más elementales derechos y libertades democráticas. Herrira es una organización bien conocida: actúa abiertamente; se relaciona y busca la colaboración con infinidad de organizaciones sociales y políticas; y todas sus iniciativas han tenido tres características que nos parece fundamental subrayar en este momento: han sido iniciativas pacíficas, han buscado la pluralidad en base al entendimiento, y han tratado siempre de la defensa de los derechos humanos.

Siendo esto así, para nosotros y nosotras, resulta evidente que este atropello tiene varios objetivos políticos. El primero, y más evidente, es el de criminalizar la defensa de los derechos de los presos y presas políticas vascas. Y ello, en el horizonte de una próxima sentencia sobre el inhumano alargamiento de las condenas practicado por el Estado español con las personas presas. Con esta criminalización el Gobierno español se cura en salud, afeando al Tribunal Europeo de Derechos Humanos si se produjese un eventual fallo contrario a la razón de estado.

En segundo lugar, esta operación pretende alargar sine díe el período político del pacto antiterrorista, plagado de macrosumarios e ilegalizaciones. Se trata de entorpecer la labor política de un amplio espacio del Pueblo Vasco que aboga por las soluciones, condenándolo a una ciénaga antirrepresiva e impidiendo su desarrollo. Ese es el objeto del llamado “inmovilismo” del Estado, que es una movilización obstinada de todos los aparatos represivos, judiciales, institucionales y mediáticos como única agenda para Euskal Herria.

En tercer lugar, nos parece evidente que esta macrooperación pretende correr una cortina de humo sobre los innumerables problemas a que se enfrenta el actual partido del Gobierno español, como son –por citar sólo dos– los casos de corrupción o el auge de las reivindicaciones nacionales por el derecho a decidir. Que, además, esta operación tenga lugar, precisamente, cuando el gobierno se está negando a detener a torturadores reclamados por la justicia, ejemplifica a la perfección esta idea.

En cuarto lugar, consideramos que operaciones como la que nos ocupa, pretenden, asimismo, que la cuestión de los presos y presas se convierta en un problema de unos pocos. Por eso, tenemos que recordar que tenemos un compromiso inequívoco con los derechos de las personas presas, un compromiso que no va a decrecer por mucho que el Estado se empeñe. En ese sentido, la operación es, de alguna manera, una operación contra nosotros y nosotras mismas

Por todo ello creemos que debemos impulsar una respuesta amplia y decidida contra esta operación injusta y anunciamos la celebración de una manifestación en Bilbao para el próximo sábado día 5 de octubre, que partirá de La Casilla a las 17:30 horas. Nuestro objetivo es trasladar al Estado español el sentir de la sociedad vasca ante estos atropellos, así como expresar nuestra solidaridad con los detenidos, exigiendo su inmediata puesta en libertad.

Las organizaciones convocantes del acto vamos a trabajar para que esta movilización concite las más amplias adhesiones. Es decir, vamos a trabajar como lo hace Herrira, “Tantaz tanta, gota a gota”, buscando el entendimiento en la defensa de los derechos y libertades de todos y todas.