Movilizaciones contra los despidos y cierres de talleres en Duro Felguera

¡ASTURIES EN PIE!

CONTRA EL DESMANTELAMIENTO DE LAS CUENCAS Y DE ASTURIES.

¡NI UN PARADO NI UNA PARADA NI UN CIERRE DE EMPRESA MÁS!.

1-ACAMPADA de los trabajadores despedidos de Duro-Felguera: desde el viernes 20 hasta el viernes 27 septiembre. En el Parque Viejo de La Felguera.

2-CONCENTRACIÓN de apoyo y presentación de las movilizaciones: viernes 20 septiembre, a las 19:30 h, en el Parque Viejo de La Felguera.

3-CONCENTRACIONES de apoyo: todos los días, desde el 20 al 27 septiembre, a las 19:30 h., en el Parque Viejo de La Felguera.

4-MANIFESTACIÓN: sábado 28 septiembre, a las 19:00 h. Desde el Parque Viejo de La Felguera hasta el Ayuntamiento de Llangréu, en Sama.

CONVOCAN: CSI, CGT, SUATEA, CENTRO SOCIAL LA SEMIENTE, FUSOA, COLECTIVO DE PARAD@S Y PRECARI@S DE ASTURIES, ASOCIACIÓN PICU RABICU, CENTRO SOCIAL SESTAFERIA, ASOCIACIÓN ALAMBIQUE.

El responsable de la Sección Sindical de la Corriente Sindical d’Izquierda en Felguera Construcciones Mecánicas (Taller de Barros) de la empresa Duro-Felguera, fue despedido el pasado 10 de mayo de 2013. Hace unas semanas, en el mismo taller, fue despedido otro militante de la CSI y la dirección de la empresa ya anunció el cierre de la planta de Felguera Melt.

Además de ello, el cierre progresivo de la minería y el desmantelamiento industrial y económico de Las Cuencas es una realidad que se ceba diariamente en miles de parados y paradas.

Pero esto no es nuevo. En Asturies, todos los días, desayunamos con un nuevo cierre de empresa. La lista de empresas cerradas, desde hace unos años, se hace interminable: Diasa Pharma, Venturo XXI, Alas Aluminium, Sodes, Crady, Rioglass, Ceyd, Contratas Iglesias, Asturiana de Asfaltos, Chupa Chups, La Voz de Asturias, Bittia Media, Suzuki, Alacena, Talleres de Duro-Felguera, Tenneco, minas y pozos, subcontratas mineras…

Algunos datos ponen de relieve que, en los últimos cinco años, podrían haber cerrado unas 4.000 empresas en Asturies, muchas de ellas, después de haber derrochado importantes subvenciones públicas.

Así, hemos llegado a la situación actual: más de 100.000 personas en paro, entre 35.000 y 40.000 familias asturianas con todos sus miembros en paro; entre un tercio y la mitad de los y las pensionistas cobran menos de 600 euros, el 60% de la juventud está sin empleo y la pobreza empieza a afectar a un porcentaje cada vez más grande de la población.

Mientras tanto, el Gobierno asturiano y los partidos parlamentarios de Asturies, miran hacia otro lado o pasan de puntillas sobre cada cierre de empresa: buenas palabras, algunas promesas y un inútil “haremos cuanto podamos”, es cuanto se puede esperar de ellos. Este Gobierno y este Parlamento no han sido capaces de impedir el cierre de una sola empresa en Asturies. La realidad es que los trabajadores y trabajadoras no tenemos ni una sola institución que nos defienda.

Asturies no puede permitirse ni un parado ni una parada ni un cierre de empresa más. Pero, las trabajadoras y trabajadores también sabemos que no podemos contar con otra fuerza que no sea nuestra propia capacidad de organización y movilización.

Unir los sectores y empresas en crisis o en conflicto es una prioridad, incorporando, en esa pelea, al sector más perjudicado de todos: las personas en paro o con trabajos precarios. Se trata de sumar luchas y voluntades para ganar en la calle lo que nos roban en los despachos.