El Mazuco, homenaje a los milicianos y a la solidaridad antifascista de ida y vuelta

Este sábado 14 de septiembre estuvimos inaugurando un nuevo monolito, los anteriores fueron destrozaos por los fascistas, en el Mazucu. Allí dos de los milicianos aún vivos nos dieron una lección de entereza, lucha y esfuerzo. Y nos recordaron que aunque sea difícil hay que seguir peleando, por cambiar la sociedad y por la clase obrera.
Distintas banderas y colores nos juntamos allí, como hicieran hace tantos años los que en ese mismo lugar pelearon y han resistido casi sin medios, o con medios muy precarios, contra el fascismo. Con pocos medios pero una labor en común cerrar la entrada y evitar el avance de los nacionales en Asturias. Ellos también tenían diferentes colores, pero juntos pelearon, y juntos hemos vuelto a hacerles este homenaje.
También ha estar allí y para ella como para muchas otras personas de quienes en un se sabe nada ha sido el homenaje. Anita Sirgo, ejemplo de pelea y dignidad. Ella también nos ha recordado que hay que seguir luchando, y que si no un lo hacemos en comuna en un conseguiremos nada e que enfrente el enemigo es grande.

En recuerdo de todas las personas que han luchado y luchen, este pequeño recordatorio.

Salud.