El personal socorrista de Ribasella/Ribadesella se une en sus denuncias al de Llanes

Lo mismo que en Llanes, el personal socorrista de Ribesella ha denunciado, ante Inspección de Trabajo, a la empresa que se encarga de las labores de salvamento y socorrismo en las playas del concejo, en este caso, Gestión de Servicios Sociosanitarios del Principado de Asturias (GESPRIN S.L.)

Las denuncias tienen como motivo el incumplimiento de los descansos obligatorios, sin compensación económica o en forma de días posteriores de descanso, la superación de las 40 horas semanales sin compensación económica o de descanso, el impago de pluses por el trabajo desempeñado en domingos y festivos y el incumplimiento, en algunas ocasiones, del descanso obligatorio de 12 horas entre dos jornadas consecutivas, también sin compensación económica o de descanso posterior.

Además de ello, se denuncia que los recursos humanos y materiales resultan insuficientes e incumplen las condiciones del servicio fijadas por el Ayuntamiento de Ribadesella, siendo en algunos casos ilegal:

De esta manera, la plantilla, que debería contar con 17 socorristas a tiempo completo, cuenta únicamente con 15 personas con la formación requerida para desempeñar tal función en el Principado de Asturias y en el Pliego de Condiciones para la concesión del servicio. Así, cada servicio en las playas de Santa Marina y Vega se viene realizando con un socorrista menos de los indicados en el Pliego de Condiciones de la concesión del Ayuntamiento de Ribesella.

Asimismo, los lancheros contratados por la empresa son marineros profesionales, pero carecen de la formación básica en salvamento y socorrismo acuático y requeridos en el Pliego, pese a lo que trabajan incluso en la playa uniformados como el resto de socorristas, poniendo en peligro la integridad de las personas usuarias y a ellos mismos.

La embarcación neumática ligera aportada por la empresa, rotulada como de salvamento y que es utilizada regularmente para ese fin pertenece a la categoría septima, que según el RD 1027/89 de 28 de Julio sobre abanderamiento de buques y registro marítimo, corresponde a “uso exclusivo para la práctica del deporte sin propósito lucrativo o la pesca no profesional”. Esta embarcación permanece atracada junto a la semirígida aportada por el 112 Asturias.

En el tema de contratación, a día de hoy, ninguno de los 15 integrantes de la plantilla ha recibido copia firmada de su contrato, ni información detallada de las condiciones del mismo. Tampoco se entregan la nominas desglosadas a final de mes, no habiendo recibido aún las de Junio y Julio. Por ello, y en base a lo ocurrido en la temporada de 2012, los socorristas temen que sus nóminas estén siendo manipuladas por la empresa, de tal forma que parte de su salario base pactado verbalmente, y que es de 930 € netos, sea camuflado como complementos no salariales y parte proporcional de las pagas extras, en un intento de estafar, al mismo tiempo, tanto a la Seguridad Social como al propio trabajador.

Algunos de los contratos realizados a título de socorrista suponen una simulación relativa, pues varios de los trabajadores están contratados realizando funciones de conductores de ambulancia y técnicos sanitarios.

Para terminar, el coordinador del Servicio no cumple o se extralimita en sus funciones, al ausentarse de forma continuada y permanente de los centros de trabajo, ordenando a los socorristas para que sean estos quienes desempeñen buena parte de las funciones que el Pliego de Condiciones Técnicas atribuye exclusivamente a la figura del coordinador.