No son accidentes, son crímenes

La Corriente Sindical d’Izquierda lamenta la muerte de un trabajador en el accidente ocurrido el pasado martes 16 de julio en el astillero Armón-Gijón.

No es la primera vez que se produce un accidente laboral de importancia en este astillero. Anteriormente, la CSI ya había interpuesto tres denuncias ante la autoridad laboral por los GRAVÍSIMOS INCUMPLIMIENTOS EN MATERIA DE SEGURIDAD LABORAL, por el riesgo que ello supone para los trabajadores.

La CSI exige la inmediata intervención tanto de las autoridades laborales, como de las Instituciones Políticas, que consideran a Armón como ejemplo empresarial, mientras que la totalidad de la plantilla trabaja en condiciones de total esclavitud.

De igual modo, exigimos a la empresa Armón, que antepone de forma irresponsable, el ahorro de costes productivos y el brutal incremento de la producción a la seguridad de los trabajadores, que ponga los medios suficientes y cumpla la normativa en materia de Prevención de Riesgos Laborales, para evitar que accidentes mortales, como el del pasado martes, y otros también graves que se están produciendo con bastante frecuencia en esta empresa, no se vuelvan a repetir.

CSI-ARMÓN