Marcha-Manifestación Violeta “MUJERES EN PIE” “Asturies en pie”

Más de 6 millones de parados y paradas en el Estado español y 126.000 en Asturies, con sus familias, suponen el hambre para la tercera parte de la población.
El paro, la precariedad y la pobreza se ceban con la clase obrera. La Sanidad, la Educación, los Servicios Sociales y los derechos laboralescomienzan a ser parte del pasado y, ahora, están saqueando las pensiones.
Banqueros, especuladores, grandes empresarios, millonarios…, quieren que paguemos la crisis que ellos crearon. La mal llamada “deuda pública” es su deuda: que la paguen ellos, porque ellos son los verdaderos criminales. Mientras tanto, el dinero que necesitamos para sobrevivir, desaparece por las alcantarillas de la corrupción.
Y si protestamos, recibimos multas, palos, detenciones y cárcel. Pero, en medio de todo esto, las mujeres sufren una vuelta de tuerca más
Los asesinatos y agresiones a las mujeres ya forman parte del paisaje. No son accidentes, son crímenes: ¡tolerancia cero!.
La Reforma de la Ley del Aborto pretende convertir a las mujeres en madres, quieran o no. La libertad de elección de las mujeres pasa por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, de forma libre, legal, segura y gratuíta.
Los derechos laborales y sociales de las mujeres ni siquiera llegan al triste nivel que tienen los hombres. La superior tasa de paro, el menor sueldo por el mismo trabajo que el hombre, la imposibilidad de conciliar vida familiar y laboral, los despidos por embarazo o el hecho de que los convenios colectivos en los que la actividad de la mujer es mayoritaria (ayuda y trabajo a domicilio, limpieza, geriátricos, etc.) sean los más precarios en derechos, son ejemplos de una desigualdad a la que hay que poner fin.
Es hora de romper las cadenas. Es hora de ponernos en pie, de remangarnos y ganar en la calle lo que nos roban en los despachos.

CSI