Represión a trabayadores na Semana Negra

Ayeri, martes 9 de xunetu, el organizadores de la Selmana Negra ordenaron a los guardias de seguridá espulsar del recintu ferial” a dellos trabayadores de Duru-Felguera y militantes de la CSI, pol pergrave delitu de repartir panfletos contra los despidos nel taller de Barros de la empresa Duru-Felguera.

Anguaño, unu de les temes centrales de la Selmana Negra ye’l Movimientu Obreru. ¡Tán lluciéndose!.

Falten a la nuesa intelixencia intentando faer pasar a Toxo y a Méndez (CCOO y UXT) por representantes de la clase obrera. Güei mesmu los medios de comunicación faen ecu de la condena xudicial a Xustu Braga y a UXT por represión sindical y amenaces al comité d’empresa de los/les trabayaores contrataes por UXT.

Otra de les perlles dedicada al Movimientu Obreru tien de ser, ensin dulda, la presencia del Comisariu Xefe de los Mossos d’Escuadra. Pero ¿a quién se-y ocurrió esto?, ¿en qué enfile iguóse este nicio?. Non yá gástense’l nuesu dineru en pelotes de goma pa tundinos, sinón que, amás, páguen-y unes vacaciones a quien ordena que nos les disparen.

Y pa terminar l’homenaxe de la Selmana Negra al “Movimientu Obreru”, nun se-yos asocede otra cosa qu’espulsar del recintu, pola fuerza, a un puñáu de trabayaores que namás repartíen folletos denunciando despidos na empresa Duru-Felguera.

Ta claru. Nun son más qu’una banda de vividores, qu’esbardien el nuesu dineru en fartures y n’actos que nun suponen otra cosa qu’humildaciones pa la clase obrera. Baste dicir que la Selmana Negra faese nel terrén qu’enantes allugaba los estelleros de Naval-Xixón. Tou tien una llende y la Selmana Negra va tiempu que lo devasó.

(Fotografía d’una protesta realizada mientres la Selmana Negra de 2012).