Nuevo caso de represión sindical a la CSI

El responsable de la Sección Sindical de la Corriente Sindical d’Izquierda en la empresa Instalaciones Eléctricas Sanvicente S.L. fue despedido esta semana, con la excusa de falta de carga de trabajo. Sin embargo, la empresa, subcontratada por HC-Energía, tiene contratada obra, como mínimo, hasta diciembre.

Para la CSI, este despido viene motivado, en realidad, por la actitud del responsable sindical en defensa de los derechos de los trabajadores, la denuncia de los incumplimientos del convenio colectivo y la denuncia ante Inspección de Trabajo de la realización de horas extras ilegales en la empresa.

A este caso hay que sumar el reciente despido del responsable de la Sección Sindical de la CSI en el taller de Barros de Duro-Felguera, despedido, también de forma ilegal, por sus continuas denuncias de los planes empresariales de cierre de los talleres de Duro.

Para la CSI, el despido de sus responsables sindicales no es ninguna casualidad, sino la consecuencia de su actitud decidida en defensa de los derechos obreros y de denuncia de los abusos empresariales, cada día más generalizados.

Ni estos despidos, ni las sanciones económicas impuestas por la Delegación de Gobierno, ni los detenidos e imputados durante las movilizaciones, ni cualquier otra forma de represión, obligarán a la CSI a dar ni un paso atrás en su lucha por los derechos de la clase obrera.

Por todo ello, la CSI defenderá judicialmente y con la movilización y la protesta en la calle, no sólo a sus responsables sindicales, sino a cualquier trabajador o trabajadora que sea objeto de represalias por defender sus derechos.