Represión sindical a CSI y CXT

El Delegáu de Gobiernu n’Asturies, Gabino de Lorenzo, abrió un espediente sancionador escontra los sindicatos Corriente Sindical d’Izquierda y CXT, nel que se piden multes d’hasta 30.000 € a cada ún d’estos sindicatos. El monto total d’estes sanciones puede algamar los 90.000 €.

Según l’espediente sancionador, les sanciones provienen de tres movilizaciones estremaes. El 14 de xunetu de 2012, mientres la manifestación convocada sol títulu de Marcha Negra “anantes d’entamar la marcha, un grupu mozos encapuchaos, almacena na vía pública un ataúd DE CARTÓN nel que podía lleese NIN BANQUEROS NIN BORBONES, TOOS A LOS TIBURONES, al que prenden fueu”. Cabo destacar que la mesma policía reconoz que “esti fechu ye aplaudíu per una gran parte los asistentes…”. L’informe sigue diciendo que, amás d’ello, “un mozu realiza delles pintaes…”.

Otru supuestu fechu sancionáu ye “la realización de pintaes sobre distintes sucursales bancaries, per parte de delles presones…”, demientres la manifestación del Primeru Mayu de 2013.

Y, a lo cabero, sanciónase l’actuación de los piquetes demientres la fuelga xeneral del 14 payares de 2012, na que se producieron 4 detenciones, y la manifestación espontania que, en solidaridá colos cuatro deteníos, prodúxose escontra la Comisaría de Policía de Xixón y na que, según reconoz la mesma policía “DÁU L’ELEVÁU NÚMBERU PARTICIPANTES, tórgase la normal circulación de vehículos…”.

Énte too ello, los sindicatos alternativos sopelexamos:

1-Que la realidá del emprobecimiento xeneral de les y los trabayadores, la situación de desemplegu y probitú xeneralizada o la xorreciente falta d’asistencia alimentaria, sanitaria y social, xustifiquen sobradamente les protestes y movilizaciones realizaes.

2-El Delegáu de Gobiernu mira pa otru llau ante los innumberables casos de corrupción que se dan n’Asturies, pero sanciona con 90.000 € una protesta que consiste nel “pergrave delitu” de quemar unos cuantos cartones y faer una pintada.

Nesi sentíu, la mesma declaración policial, reconociendo que la quema l’ataúd de cartón “ye aplaudida per una gran parte los asistentes”, da a entender qu’esti actu realízase ensin dengún pelligru pa la seguridá pública, porque naide aplaude aquello que pueda apareya-y dalgúna triba riesgu.

3-Gabino de Lorenzo calla énte l’escandalosu robu perpetráu pola banca a base de preferentes, préstamos abusivos y compensaciones económiques illegales pa los sos direutivos, dalgunos de los cualos terminaron en prisión. Calla, tamién, ante los cada vuelta más numberosos suicidios que suponen los desahucios. Pero pierde’l suañu y despilfarra los recursos públicos a la gueta “pelligrosísimos delincuentes” cuyu pergrave delitu ye faer pintaes que, namás, señalen col deu a los braeros responsables de la situación de cris-estafa que carecemos.

4-Tocantes a les sanciones derivaes de la fuelga xeneral del 14 payares, Gabino de Lorenzo paez decidíu a suplantar a xueces, fiscales y abogaos, y él mesmu xulga y conderga a tres organizaciones sindicales por fechos qu’inda nun pasaron de la fas d’instruición nos xulgaos.

Nel informe policial fálase de “l’actuación radicalizada de piquetes escontra’l pequenu comerciu y sector servicios, qu’obligaren a una rempuesta policial que finó con 4 presones deteníes y 7 axentes mancaos”.

Sicasí dicha “actuación radicalizada de los piquetes” nun ye creyible porque hasta la mesma policía pudo costatar que’l zarru de chigres, comercios y sector servicio foi xeneralizáu demientres la mañana del día de fuelga. Amás d’ello, la carga policial y les cuatro detenciones produciéronse cuando los piquetes terminaren el so percorríu pel centru la ciudá y yá s’empobinaben escontra la see los sindicatos pa iguar la manifestación que diba tener llugar de siguío.

Pero, cuando los piquetes llegaron a la see sindical, producióse una nueva carga policial, allanando la see de los sindicatos y prevocando un enfrentamientu que tuvo de resultes dellos policías y trabayadores mancaos. Esto prevocó la imputación d’otros cuatro trabayadores y, anguaño, tamién tán en cursu diez denuncies nos xulgaos por agresiones policiales que fueron calificaes pol forense como posibles causes de delitu. Tou ello foi lo que provocó una manifestación espontania escontra comisaría, pa esixir la llibertá de los cuatro deteníos y una reacción popular xustificada y hasta reconocida como de bien elevada participación por el mesmu informe policial.

Énte too esto, dende CSI y CXT queremos manifestar que la represión enxamás nos fadrá dar pasos p’atras y anunciamos la nuesa firme decisión de siguir lluchando, como hasta agora, polos drechos de les y los trabayadores.

(Semeya de la concentración de miles de presones énte la comisaría de policía, pa desixir la llibertá de los cuatro deteníos na fuelga xeneral del 14 payares. Los deteníos fueron puestos en llibertá al cabu d’unes hores).