Piscines d’Avilés: Y AGORA ¿QUÉ?

El Tribunal Superior de Xusticia de Asturies dio la razón a ún de los trabayadores de les piscines municipales d’Avilés.

La TSXA avala la reclamación del trabayador, reconoz la esistencia d’intosicación por cloru, obliga al Ayuntamientu a abonar a dichu trabayador un recargu prestaciones de 100.000 euros y abre la puerta a les reclamaciones del restu los trabayadores afectaos.

En 2008, la Corriente Sindical d’Izquierda denunció un escape de cloru na piscina municipal avilesina de La Madalena, que incapacitó pa tola vida a dos trabayadores y dexó mancadures cróniques a otros dos. Nun hubo responsables. A xuiciu’l Gobiernu municipal y de la Inspección de Trabayu, too funcionaba perfectamente.

Pero los accidentes ya irregularidaes siguieron produciéndose: nuevos escapes de cloru, intosicaciones por entrada de productos químicos nos conductos del aire, evacuaciones constantes de les piscines, inclusive intosicaciones de grupos escolares de neños y neñes que tuvieron que ser atendíos nos centros de salú. Tou ello foi denunciáu ante les autoridaes municipal y llaboral polos trabayadores y pola CSI.

La respuesta’l Gobiernu municipal y de la Inspección de Trabayu siguió siendo la mesma: el furrulamientu les piscines municipales yera correchu.

Anguañu, nada camudó; los riesgos d’accidente siguen siendo los mesmos y les condiciones llaborales y de salú pública empioren día ente día. Inclusive dempués d’esta sentencia, sigue ensin haber responsables.

Mentantu, los grupos d’oposición municipal (IX, Foru y PP), a pesar de los continuos pidimientos de collaboración, per parte de los trabayadores de les piscines y de la CSI, namás fueron capaces d’ufiertar bones pallabres, que solamente tapecíen incapacidá y, n’última instancia, tolerancia colos responsables de la intosicación.

Les consecuencies de too ello ye’l deterioru pa tola vida de la salú de cuatro trabayadores y el riesgu permanente pa la salú pública de los avilesinos y avilesines qu’utilicen les piscines, ente los que s’atopen los neños y neñes de los grupos escolares.

1-Gobiernu municipal (PSOE).

La sentencia de la TSXA fai responsable al Conceyu d’Avilés de les intosicaciones de el trabayadores. Faise necesariu, por tanto, depurar responsabilidaes polítiques, cola dimisión de los socesivos conceyales responsables, Román Álvarez y Ana Hevia, y del Xerente de la Fundación Deportiva Municipal, Manuel Solís.

Otra consecuencia son les indemnizaciones a les que l’Ayuntamientu d’Avilés puede tener que faer frente, si espolleten toles demandes interpuestes polos trabayadores, que pueden llegar pueden algamar la cifra de 250.000 €. Agora va ser el pueblu avilesín quien tenga que pagar del so bolsu, una vegada más, al traviés de les arques públiques, les consecuencies de la nefasta xestión de los responsables municipales nes piscines públiques d’Avilés.

Ye necesariu, amás, que l’Alcaldesa d’Avilés, de la cara y esplique públicamente a los avilesinos y avilesines qué tipu de midíes van tomase por que les piscines municipales dexen de ser una amenaza constante pa los trabayadores y usuarios

2-Inspección de Trabayu.

L’Inspector de Trabayu p’Avilés, Alberto Paramio, negó en tou momentu, non yá la responsabilidá del Gobiernu municipal, sinón la mesma esistencia de los accidentes. Alberto Paramio fixo casu omiso de decenes de denuncies realizaes polos trabayadores y pola CSI. La so inutilidá, la so pasividá y la so patente alianza colos responsables municipales, fai-y cómpliz d’estes intosicaciones y corresponsable del deterioru de la seguridá llaboral y la salú pública nes piscines municipales d’Avilés.

La seguridá de trabayadores y ciudadanos nun puede siguir dependiendo d’una persona que se demostró dafechu incompetente y que tien nes sos manes casos tan graves como les intosicaciones por mercuriu na empresa AZSA.

La Inspección de Trabayu tien de separtar del serviciu al inspector Alberto Paramio y realizar una investigación a fondu sobre les sos actuaciones a lo llargo de toos estos años, depurando les responsabilidaes a qu’haya llugar.

3-Oposición municipal (IX, Foru y PP).

Dende’l principiu d’esta llexislatura municipal, la CSI presentó a tolos grupos de la oposición, estensos informes sobre la situación llaboral y de salú pública na que s’atopaben les piscines municipales d’Avilés. Inclusive se-yos llegó a apurrir una propuesta de Moción pal Plenu del Ayuntamientu, na que se proponíen les midíes necesaries pa la regularización del funcionamientu de les piscines municipales.

La respuesta foi decepcionante: bones pallabres y una total y absoluta dexación de funciones, qu’illustraron nidiamente’l so desdexamientu pola salú de los trabayadores municipales y de los usuarios de les piscines.

Coles mesmes, llegó la hora de depurar responsabilidaes, porque nun se trata namás de dineru, sinón de la salú estrozada pa tola vida pa los trabayadores intosicaos y del riesgu permanente pal restu de trabayadores y ciudadanos usuarios de les piscines avilesines.