Carbayín charla debate sobre minería y corrupción

Ayer se celebró en Carbayín, Siero, un debate público sobre la eterna crisis de la minería del carbón en Asturies y la corrupción generalizada vinculada a los fondos mineros. El público debatió sobre el futuro del carbón, la movilización por el mantenimiento de los empleos y la confluencia con otras luchas. El cruce de cifras entre las inversiones faraónicas y sus sobrecostes, frente a las subvenciones a empresas que despidieron a parte o a toda su plantilla estremeció a los presentes.

Una composición mayoritaria de ex trabajadores del carbón abarrotaron el salón del Centro polivalente de Carbayín en un debate sobre el futuro de la minería que propició la Corriente Sindical de Izquierdas ayer, miércoles 20 de febrero, el mismo día en que daban comienzo movilizaciones y huelga en una de las explotaciones de Vitorino Alonso, que fue sin duda el blanco preferente de las fuertes críticas de los
asistentes.

Desde la mesa un picador en activo del Pozo Santiago, un veterano minero de Carbayín, un dirigente de la minería en Cangas, y otro prejubilado del sector naval, plantearon una panorámica abrumadora:

Los recientes datos del gobierno adjudicando a la minería estatal 360 mil TM, es decir, seis veces menos que al sector privado, abocan a un desastre a las cuencas mineras del Caudal y del Nalón.

20 años de cierre paulatino pactado entre grandes sindicatos y grandes partidos, han supuesto una alta corrupción de fondos mineros que se han destinado a empresas particulares, y nada para reindustrializar las comarcas mineras: Palacio de Congresos Buenavista 350 millones; El Muselón 1560 millones; HUCA
200+300 millones; Centro Cultural Niemeyer 44 millones; Autovia minera 300 millones; Residencia de Estudiantes 7 millones (y nunca se abrió); museos (Minería, Urogallo, Trucha, Leche, Queso, Vía Carisa y Movimiento obrero) 17 millones; Polígono de Olloniego 31 milones (con sólo 20 empresas de 91 posibles); Hospital de Mieres 51 millones (inaugurado en enero, pero cerrado); Polígono de Reicastru
4,5 millones (sin empresas); Polígono de Villayana 25 millones (las obras sin comenzar); Polígono La Cobertoria 1,2 millones (sin construir nada); Polígono de Cabañaquinta 5,5 millones (nunca se construyó); Polígono de los Corrigos 1,5 millones (sin construir). Polígono Las Vegas 1,7 millones (nunca se construyó); Centro Tecnológico de la Madera (Carbayín) 2 millones (sin uso desde 2007); Puerta de Asturies 5 millones (para turistas, nunca se construyó); Parque Europa 5 millones (deportivas y esculturas, sin comenzar); equipamiento La Mayacina
6 millones (siguen esperando); Instituto de la Energía y los Recursos 7 millones (ahora dicen que vale 12 millones).

Si todo eso se suma, impresiona.

Frente a Autotex, 2 millones de euros, 207 despedidos; Alas Aluminium 13,5 millones, 258 despedidos; Kerkus Metal, 3 millones, 57 despedidos de 78; Farmacéuticas Diasa 3,4 millones para crear 90 empleos, todos despedidos. VenturoXXI, 1,36 millones, 73 empleos, todos despedidos. Panificadora Friovivo, medio millón, 40 despedidos. Felguera Construcciones Mecánicas 2 millones, 73 despidos; Ascamon, medio millón, 120 despidos; Laminados Aller, 4,5 millones, 55 empleados en ERE rotativo; Rioglass, 9,3 millones, lleva 3 EREs para 180 empleados; Perfilados del Norte, 3,3 millones, 21 despidos; Vesuvius, 657mil euros, 80 despidos; Perfiles del Principado, 320 mil euros, 33 personas en ERE; Astersa, 400 mil euros, 17 despidos en 2 EREs; Inbulnes, 867 mil euros, 40 despidos; Sodes
Fabricación, 300 mil euros, 17 eventuales y 70 fijos despedidos.

Datos que ponen los pelos de punta. Alguien dijo ayer que “sólo falta un ’Museo del Parado’”.

Desde la mesa explicaron que la intención es compartir estas denuncias sobre lo que está ocurriendo en las comarcas mineras, y arropar próximas movilizaciones de respuesta ciudadana.
De “poner al raposo a cuidar las gallinas” calificaron la decisión del gobierno de regalarle a Vitorino Alonso el almacenamiento de carbón público en sus instalaciones privadas, sólo entendible por las excelentes relaciones de la mafia carbonera con los dos gobiernos, del PSOE y del PP.
Precisamente ayer daba comienzo huelga total (sin servicios mínimos, y con una presencia permanente de trabajadores en el lugar) en Cerredo en respuesta a la rebaja general de condiciones laborales mineras que retrotraen a 40 años atrás, y al anunciado despido de 169 mineros por parte de Victorino Alonso.
La rentabilidad del carbón asturiano también fue debatida: minerías como la alemana que tienen una relación de producción de menos de la mitad que la asturiana, por cada empleado, están volviendo a abrir minas debido al aumento del precio estimado del carbón.
La importación de carbón en el Musel fue descrita como especulativa, por parte de la misma empresa Goldman Sachs que ha sido una de las responsables de la crisis mundial y de estafar en las cuentas de Grecia para propiciar su entrada en la UE.
Dicho carbón produce una huella ecológica inmensa en sus grandes explotaciones a cielo abierto, con violación a los derechos de los pueblos indígenas que viven en el territorio wayúu en la Guajira colombiana, y con asesinatos de dirigentes sindicales. Precisamente en El Cerrejón, de donde procede ese carbón que espera mejores precios para que HC lo queme, llevan 13 días de huelga minera, y sus dirigentes han sido de nuevo amenazados de muerte junto con sus familias).
La represión, persecución y acoso contra las movilizaciones mineras en Asturias fue también desnudada en la charla en Carbayín: el gobernador civil y la Guardia Civil, en vez de perseguir a la trama carbonera, se dedican a acosar a los mineros: 120 imputados hay de la ultima movilización, y de la gloriosa marcha a Madrid, y en algunos casos con peticiones de hasta 6 años de cárcel.
Por el simple hecho de contratar transporte la semana pasada a la movilización ciudadana de Cangas, el transportista fue requerido por la Guardia Civil por órdenes de sus superiores en Delegación de gobierno.
El debate fue intenso. Se aseguró que el carbón es estratégico y tiene futuro, y debe nacionalizarse todo el sector. Que por cada jubilación debe imponerse la contratación de un joven. Que las enormes subvenciones a las eléctricas deben revisarse, y que existe una deuda de reindustrialización con las cuencas mineras que ningún gobierno ha cumplido.
Además de solidarizarse con los mineros y sus familias en huelga en Uninsa y Coto
Minero, se avanzó que en próximos días se convocaría una reunión amplia en el Nalón.
Y se dieron cita en Oviedo, para el sabado 23-F, en la manifestación que sale a las
6 de la tarde de Plaza América.

Artículo escrito por: Javier Arjona.