Abiertes dilixencies previes pola denuncia escontra la policía, na Fuelga Xeneral del 14-P

El Xulgáu d’Instrucción númberu 2 de Xixón, abrió dilixencies previes pola denuncia presentada por dellos militantes de la Corriente Sindical d’Izquierda, arriendes de los incidentes asocedíos na pasada fuelga xeneral del 14 payares.

Trabayadores de la construcción, de la hostelería, cuidadores de presones discapacitaes, investigadores del SERIDA, tresportistes, paraos, etc., formen el nutríu grupu presones que garraren el determín de prauticar esta denuncia.

De magar mañana, llunes 28 de xineru, y demientres tola selmana, los y les denunciantes, van pasar a declarar delantre’l mélicu forense y van apurrir los partes médicos de les mancadures provocaes poles cargues policiales escontra los piquetes informativos de la fuelga.

Contusiones y feríes que, a día de güei, inda tienen de ser trataes; graves daños en zones bien sensibles como güeyos o xenitales, o frayatu de tabique nasal, son dalgunes de les mancadures que van poder probase nesta fase la investigación.

La mayoría de los y les denunciantes siguen recibiendo tratamientu mélicu poles mancadures sufiertes, pudiendo inclusive riquir, en dalgún casu, la intervención quirúrxica. Ye destacable, tamién, qu’ún de los denunciantes, por cuenta de un grave accidente trabayu, carez una discapacidá d’un 37% y foi cutíu en partes del so cuerpu que sufrieren importantes operaciones.

Pa la CSI ye indispensable denunciar, alto y nidio, una situación que n’Asturies provocó centenares de presones deteníes, encausaes, multaes, mancaes o lesionaes, actuaciones policiales brutales, allanadures de sedes sindicales, ataques a drechos de xunta y manifestación, coacciones a drechos de fuelga, etc. Dende va tiempu, el Delegáu del Gobiernu, Gabino de Lorenzo vien esplegando en Asturies una represión que resulta intolerable.

A última hora, la represión yá ye xeneralizada y puede cayer sobre cualquier persona que realice cualquier tipu de protesta. Y tou esto, nun contestu nel que la policía actúa con total impunidá ensin que, en nengún momentu, dicha policía paeza tar subordinada al respetu de los drechos ciudadanos y les lleis vixentes.

Los mesmos que nos quiten les medicines, ciérrennos hospitales, degraden la educación o desanicien los servicios sociales, allánciense a una política represiva na que los y les trabayadores, que son les braeres víctimes de la cris, son trataos como delincuentes cuando salen a la cai col únicu oxetivu de pidir un trabayu y un mediu de ganase la vida.

Pero la CSI va siguir dando una respuesta decidida y va siguir movilizando a el trabayadores y trabayadores pa poner frenu a tolos ataques que ta sufriendo la clase obrera.