Pola retirada de tolos cargos contra Alfon

Na mañana del 14-P, día de la cabera fuelga xeneral, cuando Alfon allegaba al piquete informativu pal so sofitu en Vallecas foi deteníu pola policía nacional; 56 díes más tarde de la so detención foi puestu en llibertá con cargos, aplicándose-y mientres esi tiempu de forma arbitraria’l réxime F.I.E.S.-5, que trae severes restricciones nos derechos que correspuenden a los presos.
A lo llargo d’estos caberos meses, vimos pasar polos xulgaos asturianos a homes y muyeres de la clase trabayadora, pol únicu delitu d’oponese a la privatización y retayos de derechos sociales básicos na sanidá, enseñu, xusticia o dependencia, contra los zarros de mines y empreses, contra los despidos, los desahucios y l’austeridá que tanto reclamen pa les clases populares, pero que refuguen pa ellos los banqueros, los empresarios y los políticos al so serviciu, realizaos na actualidá pol gobiernu del PP, cola escusa del amenorgamientu del déficit y de la delda pública.
Unos retayos, que tán llevando a un emprobecimientu galopante a la mayoría de la población, especialmente a les muyeres y a la xente mozo -yá empecipiaos pol anterior gobiernu del PSOE- y rellanzaos con entusiasmu pol actual gobiernu del PP que nin siquier azorrona la so rellación directa col gran capital y les grandes corporaciones financieres como Goldman Sachs; que nin s’arrebola poles sos mentires electorales, nin esconde’l so papel de títere al dictáu del FMI, el BCE y la CE, representada polos dictames de la Merkel, cuyos planes son importar el modelu social llatinoamericanu o asiáticu en protección, derechos y salarios, al conxuntu de los ciudadanos de los pueblos y estaos d’Europa.
Mientres endurecen les técniques de represión policial, fomenten la delación ciudadana, reformen el códigu penal con midíes que llinden de forma alarmante la llibertá d’espresión y derechos d’aconceyamientu y manifestación del pueblu, vemos como los “Homes de bien”, los nuevos entamadores, roben a los sos deleres en tolos estamentos del Estáu español, dende la Casa real al banqueru, dende’l ayuntamientu hasta’l políticu más insignificante o peor, tenemos que contemplar cómo se premia con un puestu de “asesor” naquella Telefónica que foi nuesa, a personaxes como Rodrigo Rato pola estafa de Bankia. Estos si que son delincuentes.
Pero pa quien participamos nesti actu, que somos clase obrera y pueblu, trabayadores, paraes, mineros, nuevos, sindicalistes, militantes obreros y de los movimientos sociales contra los desahucios o en defensa de lo público, que tamos viendo pasar a munchos de los nuesos polos xulgaos -dalgunos con pidimientos d’hasta cuatro año de cárcel- dicimos que nun son nin criminales nin delincuentes, sinón un exemplu moral y ético, porque defenden lo que ye de toos, anque nello -yos vaya la so integridá física o la so llibertá.
Poro dende la solidaridá esiximos:
-*El sobreseimientu de toles causes abiertes pola movilización social contra les polítiques de retayos de los derechos del pueblu.
-*La retirada de cargos del mozu madrilanu Alfonso Fernández, causa política dende’l 14N.
-*La llibertá ensin cargos de toles y tolos presos por causes polítiques del estáu.