Contra la discriminación de lxs trabajadorxs en la fusión Santander-Banesto

Con la apertura de las negociaciones abiertas por Banesto y Banco de Santander para llegar a un acuerdo con los sindicatos, en el que se decida cómo, cuándo y cuántos trabajadores y trabajadoras dejarán de pertenecer a la empresa, queremos denunciar ante todos los trabajadores y trabajadoras, así como a la opinión pública y a las autoridades laborales, la discriminación a la que se va a someter a una parte de los mismos, debido a dos hechos:

-En primer lugar no se ha convocado a la negociación a todos los sindicatos representados en los distintos comités de empresa, impidiendo de este modo a un sector de los trabajadores y trabajadoras la participación en el debate y la toma de decisiones.

A pesar de haberlo solicitado, nuestro sindicato no ha sido convocado por razones que desconocemos. Así, nos parece poco inteligente impedir nuestra participación en el proceso, demostrando de este modo que la limpieza en la negociación queda en entredicho.

¿Dónde quedan aquellas palabras del Consejero apelando al consenso y a la salida ordenada?. Bien pronto se han olvidado de ello. A las primeras de cambio comienzan a hablar con unos y a dejar de lado a otros. ¿Podemos esperar en estas condiciones iniciales, que las bajas en la empresa no vayan a ser traumáticas, tal y como habían prometido?

-Como segunda cuestión a tener en cuenta, está la actitud de los sindicatos presentes en las reuniones, a los que queremos advertir de que la prioridad es pensar en la totalidad de los trabajadores, muy por encima de mantener cuotas de poder y privilegios sindicales.

Porque el banco pretende utilizar los derechos sindicales como moneda de cambio ante cualquier negociación sobre despidos, bajas, traslados o prejubilaciones. Era de esperar conociendo las habituales prácticas de la patronal. Para la CSI, los derechos en la representación de los trabajadores y trabajadoras se deben respetar siempre al margen de la negociación por el empleo y las condiciones de trabajo, y nunca como arma arrojadiza.

Por esta razón debemos estar presentes en las conversaciones, para ayudar a que todos los trabajadores y trabajadoras recibamos información cierta sobre cuanto se hable y se decida.

Creemos también que la unidad de acción con el resto de organizaciones sindicales es el mejor modo de negociar con fuerza ante la patronal, por eso nos parece inapropiado que no se cuente con nosotros y nosotras para ello.

Desde la Corriente Sindical d’Izquierda estamos dispuestos y dispuestas a llegar a donde haga falta, presentando denuncia por vulneración de derechos fundamentales, con tal de conseguir que los trabajadores y trabajadoras tengan la mas completa representatividad en la negociación, y actuaremos contra todos aquellos que lo quieran impedir.

POR EL MANTENIMIENTO DEL EMPLEO EN BANESTO-SANTANDER
NO A LOS CHANTAJES
POR UNA FUSIÓN SIN DESPIDOS NI AMENAZAS

CSI-GIJÓN