Absorbíos con normalidá: ¿qué normalidá?

Cuando’l pasáu llunes 17 d’avientu, Banesto danos la noticia del so desaniciu, al ser absorbíu pol Bancu de Santander, tolos y toles trabayadores sufrimos una gran molición y fuimos asaltaos por un cientu d’entrugues; pero la principal y más esmolecedora ensin dulda sería: ¿cuál va ser el futuru del mio puestu trabayu?

Cuéstanos creer que los mensaxes de tranquilidá emitíos pol bancu sían tan sinceros como puedan paecer. Paeznos que los sindicatos mayoritarios tán bien seles cola nueva situación. Va ser porque daqué saben y nun nos cunten, o va ser porque esperen algamar dalguna ventaya. Too ye posible. Sicasí nun se dio nenguna esplicación sobre’l númberu d’empleos que pretenden amenorgar ¿1.000, 2.000, 2.500?, nin de qué manera, nin que faces d’edá, nin en qué condiciones. ¡Nada!

Falen de zarru de 700 oficines, pero les noticies que circulen en prensa y medios de comunicación apunten a más de 1.000 en Banesto. La incertidume acopa’l gruesu la nuesa actividá nes oficines. Fálennos de normalidá usando eufemismos como: “rotación natural de plantíes”, “desenvolvimientu profesional nel ámbetu internacional”, etc. Y hasta la mesma dirección del bancu reconoz públicamente que-y cuesta trabayar con normalidá. Asina que, ¿podemos confiar nes sos bones intenciones?.

Con esta incertidume, y en manos d’una empresa (Bancu Santander) que sometió a Banesto a ser un bancu de segunda fila, pero con trabayadores primíos hasta estremos incaltenibles, como si fuéramos el primer bancu d’España, va ser difícil caltener un mínimu d’enfotu y estabilidá.

Nun hai dulda de que llegó l’intre pa los y les trabayadores de Banesto de tomar decisiones que los más antiguosy antigües nunca imaxinaren y la xente más nuevo nunca deseyaron vivir. Por eso creemos que ye necesariu tar preparaos pa la movilización.

Tenemos de pescanciar que si nun damos rempuesta a les sos pocu fiables propuestes, vamos tar dexando que’l nuevu emplegador xuegue a prestar col nuesu futuru. Porque queremos tener voz nes decisiones que se vaigan a tomar, porque nun podemos aceptar que nun se consulte a los mesmos y mesmes trabayadores nel momentu mas crucial de la nuesa vida llaboral.

Los drechos que tenemos alquiríos en Banesto tienen de ser respetaos, pos el modelu d’estinción de la empresa (fusión por absorción) oblíga-yos a caltener los nuesos drechos, magar entendemos que se debe axustar la meyora de los mesmos, ya qu’esta absorción va incluyir na mesma empresa tantu a los y les trabayadores de Banesto como a los y les del Santander.

Asina mesmu Banesto ta obligáu a informar de los siguientes estremos (Art. 44.6 ET):
a) Fecha prevista de la tresmisión;
b) Motivos de la tresmisión;
c) Consecuencies xurídiques, económiques y sociales, pa el trabayadores, de la trasmisión, y
d) Midíes previstes al respective de los y les trabayadores.

Toa esta información va tener de dase cola abonda antelación y en tou casu va tener d’apurrise al empar de la espublización de la convocatoria de les xuntes xenerales qu’han d’adoptar los respectivos alcuerdos, tantu de Banesto comu del Santander.

Nun sería deseyable pa Banesto finar la so esistencia metanes un conflictu por caltener una posición dominante ante los y les trabayadores, que desiximos, por ello, tresparencia y diálogu.

Vamos siguir informando.

CSI-BANESTO