O nos movemos o nos comen (y encima pagándolo con nuestro dinero)

Convocatoria de cacerolada
Viernes 30 de noviembre, 13:30 horas, entrada de la RTPA

Recibimiento al Consejo de Administración
Lunes 3 de diciembre, 16:30 horas, entrada de la RTPA

Mucho dimos la tabarra con el tema de la estructura fraudulenta y las cesiones ilegales, con los chanchullos, la precariedad laboral, los despidos… y todo lo que va de la mano de una red clientelar donde como en el mundo al revés, una radiotelevisión pública pagada con el dinero de todos los asturianos y asturianas se pone al servicio de los intereses de unos pocos. Esos que nos miran por encima del hombro y se creen que lo que pagamos entre todos solo fuera suyo. Que se creen que les debiéramos estar agradecidos por nuestro trabajo. Son los mismos que nos avisan de que no vamos a trabajar más en Asturias o que no mordamos la mano que nos da de comer. Esta radiotelevisión pública la montó Areces y la convirtió en Teletini. La intentó desguazar Cascos y ahora el Sr Fernández… ¿Qué pensará Fernández de este tinglao?
La realidad a día de hoy es que los directivos de la RTPA han perdido más de medio centenar de juicios que declaran la estructura de la radiotelevisión como fraudulenta. Que suponen el reconocimiento desde los tribunales del desvío de dinero público a manos privadas lo que conlleva despilfarro, abusos laborales y el control del aparato mediático asturiano. La dirección de RTPA, desde su puesta en marcha en 2005 ha actuado siempre con prepotencia y arrogancia, amparada por un consejo de administración monocorde a pesar de la diversidad de siglas políticas. Haciendo las cosas mal, aún a sabiendas que mucho de lo que hacían era ilegal. ¿Por qué no se les piden responsabilidades públicas?. Y ahí siguen haciendo las cosas mal, engañando, estafando, robando, malversando, manipulando… y mientras tanto despidiendo y precarizando todavía más nuestras condiciones laborales. Tapando la basura con más basura. No se dan cuenta que antes o después, aunque sea por su tamaño, la verá todo el mundo.
El TSJA, de manera sorprendente, está dando la vuelta a los despidos nulos que obligaban a reincorporar a nuestros compañeros y compañeras contratados fraudulentamente y convirtiéndolos en despidos improcedentes. Así que, una vez más, la dirección de esta casa va a hacer las cosas mal, y va a pagar una injusticia innecesaria con el dinero público: pretenden pagar más de 40 indemnizaciones por despido de trabajadores imprescindibles para seguir manteniendo el secuestro de una radiotelevisión pública en manos de intereses partidistas, económicos y de poder.
Pero vamos a seguir dando la tabarra y antes o después pondremoslas cosas en su sitio:

¡¡Despedidos readmisión, directivos a prisión!!
Por una radio televisión asturiana pública y de calidad al servicio de los ciudadanos/as y no de intereses partidistas.

Comisión de investigación y depuración de responsabilidades. ¡¡¡Basta ya!!! O nos movemos o nos comen