Llei de Tases, nun van parar si nun los paramos

La CSI quier manifestar con esti comunicáu, que cola llei de tases d’anguañu, el Gobiernu’l PP avanza nun camín, empecipiáu conxuntamente col PSOE y restu partíos burgueses del Estáu español, de reforma de la xusticia col únicu y esclusivu fin de la privatización de la xusticia. Nun podemos dixebrar esta llei del conxuntu de lleis llexislaes por tolos gobiernos que pasaron pel parllamentu, que s’agraven na so radicalidad escontra los intereses de les clases populares, a partir del españíu de la burbuya inmobiliaria, onde’l gobiernu de Zapatero col PSOE, abre les puertes de l’agresión ensin contemplaciones a los intereses de les clases trabayadores como vimos, cola reforma llaboral, de les pensiones y los avances na privatización de la sanidá, enseñanza o la dependencia, reformando inclusive la constitución pa priorizar el pagu de la delda.
Esta Llei de Tases, ye la continuidá de les distintes lleis y reformes aprobaes polos gobiernos de vez, de la llei de Partíos y de les distintes reformes del códigu penal, coles mires de parar la movilización obrero y popular (yá vimos la so utilidá nel xorrecimientu de la represión nesta cabera fuelga xeneral), de les reformes de la lexislación llaboral col despidu llibre y más baratu que nunca, de la facilidá pal ERE, de la plena coincidencia d’intereses del PP y PSOE, cola patronal bancario y empresarial pol caltenimientu de la Llei Hipotecaria, nun-yos val nin-yos valdrá la eliminación d’un atracu llegal, pero non éticu, qu’un ciudadanu trabayador non solo pierda la so vivienda, sinón tamién la so llibertá quedando empeñáu por vida, de la Llei d’Arrendamientos Urbanos, dando toles facilidaes al propietariu pal desahuciu del inquilín, negando tantu pol gobiernu central como autonómicos y conceyos, la necesidá d’un parque públicu de viviendes n’arriendu, que garantice estabilidá al inquilín y una renta afayadiza a los sos ingresos.
Una llei de tases que dexa clara la función d’esta constitución monárquica, cuando resulta que nesti estáu clasista, la carta magna dexa en manos de los diputaos la posibilidá de regular el nivel de la gratuidá de la xusticia, poro, una vegada consagráu’l mercáu llibre como principiu universal, sacante los que puedan acreditar “insuficiencia de recursos pa litigar”, van tener que pagar una tasa, non pa beneficiu de la xusticia gratuita que yá ta abondo llindada, sinón como un impuestu más que tien dos oxetivos: ún, recaldar más dineru pal estáu directamente por facienda, pa pagar les deldes de banqueros y empresarios cola banca Alemana y segundu, imposibilitar a les clases trabayadores l’accesu a la xusticia, tantu como trabayador o trabayadora cola reforma de la lexislación llaboral y con estes tases, a los mesmos na so condición de consumidores y consumidores, esaniciando la xusticia pal pueblu.
Na primera, porque al xeneralizase’l despidu llibre, poques situaciones van asocede-yos pa pleitiar en defensa’l puestu trabayu y na segunda, por salir tan caru plantegar la demanda, como la reclamación plantegada, que polo xeneral van ser de pequena cuantía y en dambos casos tener que faer frente amás de les tases fixes, que bazcuyen ente los 150€ de la xurisdicción civil nun verbal, a los 350€ nun contenciosu ordinariu, a los recursos n’apelación nel civil y contenciosu 800€ y en casación 1.200, añediendo equí no social, en suplicación y casación 500€ y 750€ respectivamente, más les costes.
Una llei que reencarna, y nunca meyor dichu, pola fecha en que foi publicada nel BOE, l’espíritu franquista d’esquilmar hasta la galdidura, percima’l sufrimientu y muerte de munches persones que viven nes llendes de la probeza, nunes condiciones de súper esplotación pa más arriquecimientu’l ricu y empobrecimientu’l probe, que ye lo que se llama procesu d’acumuladura de capital, qu’el xeneralísimo Franco foi capaz d’executar a fueu de fusil y garrote llaín, pa bien de les families que güei manden nel gobiernu y que conformen la oligarquía financiero y empresarial española, güei tienen una llei fecha a la so midida, la llei de los ricos que dexa la esplotación, l’atracu y la estafa a los probes, les clases trabayadores.
Solo nos queda sopelexar la constatación lliteral con esta llei de tases, col conxuntu de lleis que fueron aprobaes estos caberos años, que la oligarquía dominante banquera y empresarial ta nuna terrible ofensiva nel procesu d’acumuladura capital, estrumiendo al máximu los únicos llugares que queden por sacar un beneficiu, les nueses rentes del trabayu y escasos bienes que tengamos, utilizando la represión, retayando derechos y llibertaes pa torgar la movilización de la clase obrera y el pueblu, pa siguir cola so espansión imperialista polos países y pueblos aprobetaos, interviniendo militarmente y provocando guerres.
Llamamos a la continuidá de la movilización al conxuntu de la clase obrera y el pueblu, a negar el sofitu a toos aquellos gobiernos que defendan la política de retayos de la troika europea del Fondu Monetariu Internacional, el Bancu Central Européu y los sos voceros de la Comisión Europea, al non pagu de la delda ilexítima.
La CSI comprometemos a siguir la movilización contra la política de retayos del gobiernu de vez, a favorecer les condiciones de nueves fuelgues xenerales hasta la retirada de toles lleis y retayos executaos contra les clases trabayadores. Al empar qu’allanzamos un llamamientu a la xunidá d’acción del sindicalismu alternativu de clase, al nuesu compromisu con esta xunidá y a la xunidá con tolos movimientos sociales y políticos que lluchen por estos oxetivos.
¡¡La unidá fainos más grandes y fuertes, xuntos podemos!! ¡¡Fora esti gobiernu de mentirosos al serviciu de la banca!! ¡¡Dimisión del gobiernu de Rajoy!! ¡¡Pola movilización escontra otra fuelga xeneral!!