Gas Fenosa, apaga y vámonos

Una vecina de Gijón de 45 años y madre de dos hijos no tiene empleo, terminó hace meses las prestaciones contributivas y los subsidios por desempleo y ahora mismo sólo cobra un complemento del salario social, 215 euros. Esta vecina lleva cobrando 215 euros desde marzo, porque no le actualizan su derecho al salario social de 611 euros. Desde marzo tiene que enfrentarse a los pagos cotidianos con 215 euros, sin que haya una respuesta por parte de la administración autonómica.
Un grupo de veinte personas convocadas por la Asociación contra la exclusión social Alambique se concentró el martes 15 de noviembre en las oficinas de la empresa encargada de la comercialización del suministro de Gas Fenosa para exigir una solución para esta familia y para quienes se encuentren en situaciones similares.