Manifestación en defensa de la sanidad pública

Somos trabajadores y trabajadoras doblemente preocupadas, no solo por nuestras condiciones laborales sino también por nuestra condición de usuarios y usuarias de la Sanidad Pública. En los medios de comunicación, la visión que se da del conflicto es la que intenta imponer el partido en el gobierno. Nos dicen que la aplicación de la jornada de 37,5 horas y el empeoramiento de las condiciones laborales es para buscar la sostenibilidad del Sistema Sanitario, cuando en realidad repercute directamente en la calida asistencial, el retraso en pruebas diagnósticas y en las listas de espera.
Estamos en conflicto para proteger el Sistema Sanitario Público y que siga siendo gratuito, de calidad y universal.
Estamos en conflicto porque los recortes en sanidad no sirven para luchar contra el déficit y la deuda que nosotras y nosotros no hemos generado. Para lo que sí sirven es para la extinción de los servicios sanitarios gratuitos y así dar paso a las empresas sanitarias privadas
Estamos en conflicto porque nos negamos a la aplicación de un Real Decreto Ley ilegítimo. Y lo es, entre otras cosas, porque desde luego no estaba en el programa electoral del PP cuando fue votado en las elecciones generales.
Estamos en conflicto porque queremos denunciar la retirada de la tarjeta sanitaria a inmigrantes, el copago de fármacos, el repago por pruebas diagnósticas, el repago del servicio de ambulancias,…y demás repagos que nos quieren imponer hasta que nos acostumbremos al pago de todos los servicios sanitarios.
Estamos en conflicto sí, pero no desde una posición egoísta y económica. Sabemos que estas medidas que se imponen no sirven más que para empobrecer a la población, en beneficio de las minorías privilegiadas. Solo tenemos que mirar a Grecia, Italia,Portugal… donde la situación no solo no ha mejorado sino que ha empeorado considerablemente.