La Asturias real no tiene nada que celebrar

Cientos de personas se concentraron en la plaza la Escandalera, en las proximidades del Teatro Campoamor de Oviedo, para protestar por la celebración de la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe, y para recibir entre silbios, abucheos y bocinazos a cada una de las personas premiadas. El momentu álgido se produjo cuando aparecieron los representantes de la Casa Real, recibidos con gritos de “los borbones a los tiburones” y “manos arriba, esto es un atraco”.
Los Premios Príncipe son una demostración ostentosa de la élite social que defiende su estatus de privilegiados gracias a los recortes y la explotación de millones de personas.
Fuente: Glayíu