Ensin movilización y participación nun habrá solución n’ArcerlorMittal

La xornada de fuelga en ArcelorMittal cuntó con un importante respaldu de la plantiya tantu n’Avilés como na fábrica de Xixón, qu’axunten más de 6000 trabayadores.
En Xixón, tres delles hores de concentración ante les trés porteríes de la factoría, los trabayadores cortaron el tráficu na carretera AS-19, que xune la ciudá con Avilés. En manifestación dirixiéronse, a los nueve de la mañana y a los dos de la tarde, dende la entrada de la fábrica en Veriña hasta la rotonda del AS-19 y cortaron el tráficu de vehículos.
En Trasona, alrodiu les 8 h unos 100 trabayadores prendieron una barricada na puerta d’entrada. Sobre les 9.30 hubo un pequenu corte de la carretera que va de Trasona a Avilés, anque nun hubo incidentes porque la Guardia Civil bloqueara los accesos con anterioridá.
La seición sindical de la CSI en ArcelorMittal alvirtió de la importancia de combatir el discursu del mieu y les deslocalizaciones pa evitar non yá los retayos de salarios y empléu (la empresa amenacia con 800 despidos); tamién pa poner frenu a la constante erosión de derechos y llazos de solidaridá ente los trabajadadores, una erosión que nun empezó ayeri.
El protagonismu de les asamblees ye fundamental pa desactivar el desánimu y la pasividá alimentaos, a lo llargo d’estos años, pol apueste de les opciones sindicales mayoritaries por una política del mal menor que s’amosó como’l camín más curtiu al mal mayor.
Tan solo de la mano del especulador Lakshmi Mittal namás vamos llegar a la puerta del INEM. Ensin un apueste claru por poner el sector siderometalúrxicu al serviciu de les necesidaes de la sociedá asturiana, ensin un control públicu -y non yá estatal- de la producción quiciabes nun haya solución al llargu plazu pal conflictu d’Arcelor.