Non, ¡qué Non!

Que nun aceptamos que nos robe más de lo que yá nos roba (interesaes revisar la teoría de la plusvalía de D. Carlos Marx).
Y pa centrar l’asuntu que nos ocupa debemos qu’empezar por:

  • Que los exercicios contables de la multinacional tán toos en beneficios, incluyíu’l primer semestre del añu en cursu y ello a pesar de la situación de recesión de la economía. Por cierto nun se nos puede escapar que la citada, forma parte del lobby de presión qu’esta llevando a la miseria y l’esclusión a millones de persones.
  • Qu’el máximu accionista de la multinacional, sabéis de quien falamos, embolsa nel añu 2011 la nada despreciable cantidá de 350 millones d’euros.
  • Qu’a los cinco minutos de faese cola empresa, l’empresariu y la so guardia pretoriana empezaron a destruyir empléu.
  • Que tolos compromisos inversores que de dalguna manera podríen garantizar la supervivencia de la plantes fueron incumplíos.

Agora pretende engordar la so cartera a base d’endelgazar la nuesa. Si, por que él pretende llograr el máximu beneficiu al menor costu, esto ye: baxos salarios, menos empléu, peores condiciones llaborales y sociales. Nosotros queremos más salariu, menos xornada pa qu’haya más empléu y meyores condiciones llaborales y sociales, vamos lo que dende va dos sieglos llámase llucha de clases a pesar de los esfuerzos de munchos por desnaturalizar y vaciar de conteníu’l términu.
Y en rellación colo anterior, va décades qu’asistimos a una fartura de concertaciones y consensos, yá sabes aquello de “toos viaxamos nel mesmu barcu”, pero lo que la mayoría desconoz o aparentaben desconocer, yera que mientres unos pocos, los dueños del barcu, viaxen na cubierta cimera con toles comodidaes, el restu facer apilados y apertaos nes bodegues. Por resumir: la concertación y el consensu funciona ente iguales, cuando dambes partes tienen el mesmu poder, ente desiguales la cosa nun funcionar y solo basta echar una mirada faía fuera o escontra adientro de la empresa.
Y pa definir la práctica sindical de les opciones mayoritaries, yá que sal, col beneplácito de la mayoría, podría utilizase aquello de “VALE, ACEPTAMOS PULPU COMO ANIMAL DE COMPAÑÍA”, lo que sía con tal d’evitar el conflictu y por desgracia o por suerte’l conflictu, como perbién esplica nun recién articulo Juan Carlos Monedero (llicenciáu en ciencies polítiques y socioloxía) ye lo que nos fai avanzar o siquier nun recular.
A nosotres siempres se nun fixo raru lo del pulpu, la verdá, nunca fuimos capaces de velo como un animal de compañía.