Declaración internacional de solidaridá colos mineros sudafricanos

Este jueves, 16 de agosto, la policía sudafricana perpetró una masacre contra los mineros en huelga en la Mina de platino en la ciudad de Marikana, Sudáfrica. Esta mina pertence a Lonmin, una multinacional inglesa que es la tercera mayor productora de platino del mundo.
Los mineros de la ciudad de Marikana están en huelga hace más de una semana. La paralización afecta a cerca de 3 mil trabajadores que luchan por mejores salarios y condiciones de trabajo. En el momento de la masacre, una protesta reunía cerca de 3 mil trabajadores, que en huelga acamparon en la Mina. A la vez, la policía contaba con un amplio apoyo de vehículos blindados, helicópteros contra los mineros que intentaron resistir ante la ofensiva policial que culminó con una masacre, en la cual más de 30 mineros fueron asesinados.
La masacre está siendo comparada con las que ocurrieron en la época del régimen del Apartheid en Sudafrica en la década de los 90 del siglo pasado. Este hecho demuestra que el apartheid no acabó. La sociedad sudafricana es todavía profundamente racista y dividida entre blancos – la minoría privilegiada – y negros – la mayoría explotada, con apenas una minoría negra con acceso a mejores condiciones de vida. De esa minoría hace parte la élite que está en el poder.
En el sentido de la inmediata investigación de los hechos y castigo a los responsables , quienes subscribimos esta declaración exigimos del presidente sudafricano, Jacob Zuma, que decrete la inmediata prisión y enjuiciamiento de los culpables; que abra una investigación para depurar todas las responsabilidades, inclusive de la empresa minera, en la masacre; que indemnice a los trabajadores reprimidos y heridos por la policía y a las familias de los que murieron; y que intervenga en el conflicto con el fin de obligar a la empresa minera a atender las reivindicaciones de los mineros.
A todos los mineros de Sudafrica y en especial a los de Marikana, nuestro profundo pesame y nuestra incondicional solidaridad.

Firman esta declaración:
CSP-Conlutas MG, Jose G. Marin por la CSI (Corriente Sindical d’Izquierda), FSDMMG, Sindicato Metabase de Congonhas, Sind-Rede BH, Sindeess, PSTU.