Concentración antitaurina

El pasado domingo 12 de agosto, coincidiendo con la corrida toros de la Feria de Begoña, la asociación Anadel organizo una manifestación desde la Plazuela San Miguel, hasta la plaza de toros del Bibio donde se concentrarón posteriormente para denunciar la tortura que supone la “Fiesta nacional”.
Las personas asistentes a la concentració no solo tuvieron que sufrir los “epitetos cariñosos” de algunos de los embriagados asistentes a la plaza (en la que el jefe de la policía ejerce de presidente), sino que terminó con una intervención policial en la que dos personas han sido conducidas a los calabozos de Moreda, previo paso por un centro de salud para ser examinados de las heridas sufridas.
Inmediatamente el abogado de la CSI se presentó en la comisaría para atender a los detenidos, cosa que no pudo hacer dada la negativa policial, imponiendo la asistencia letrada de una abogada de oficio.
A lo largo de la tarde del domingo y la mañana del lunes algunas personas permanecieron concentradas entre la comisaria y los juzgados pedir libertad de los detenidos, que no se produjo hasta las 13:30 h del lunes tras declarar y quedar en libertad con los cargos de resistencia y atentado contra la autoridad.